Consejos sobre la vuelta al cole para padres divorciados

Muchas veces se juntan cuestiones que son estresantes en la vida diaria de los niños, como puede ser la vuelta al cole de nuestros pequeños acompañada por el divorcia de sus padres. A nosotros, como nos gusta daros consejos para su bienestar y educación, os vamos a dejar una guía para que este proceso sea mucho más estresante, sobre todo si está teniendo lugar dentro de tu núcleo familiar.

El primer consejo es que conozcas a los maestros. Los padres divorciados deben reunirse con los nuevos maestros y explicar la situación detalladamente. Es normal que los niños, sobre todo al principio del proceso, tengan dificultades para digerirlos, y si son más mayores, puede afectar directamente en su ánimo.

El segundo consejo es que compartas información. Ambos padres deben hablarse y compartir información sobre su hijo. El equipo docente debe compartir la información con los dos progenitores. De esa manera uno de los padres no es responsable de enviar información al otro, así se evitan discusiones que puedan provocar malestar dentro del ánimo de los hijos.

Asígnale una rutina. Este sería el tercer consejo fundamental que llevar a cabo si quiere que su higiene educacional sea la correcta. Insertar una rutina en su día a día puede hacer que lleve un ritmo de vida saludable, alejado de la ansiedad y las emociones negativas. Cree un plan detallado, poniéndose de acuerdo con su hijo.

Revisa su calendario escolar. Revisar el calendario escolar de su clase puede ser fundamental para llevar un buen control del día a día de su hijo en el centro, saber en qué actividades participará, y si es posible, colaborar en ella. Que vea la figura de su padre/madre como un refuerzo.

Consejos para educar a nuestros hijos en casa

La educación en el hogar todavía es una cuestión infrecuente en nuestro país, pero por algunas circunstancias, se da en algunas casas. Con esta guía, nuestra intención es regalar unos cuantos consejos para que esta labor sea mucho más fácil, y además, sea productiva y correcta. No todos los padres están preparados para algo así, por eso algunos consejos que vamos a dar aquí son fundamentales.

El primer consejo es minimizar la memorización. Es más importante saber cómo encontrar una respuesta por nuestros propios medios, que aprendernos una de memoria y no comprenderla. Los niños deben aprender hoy en día a cómo usar Internet de forma correcta para formarse, o a través de los libros, y de ahí pasar a formular nuestras propias respuestas.

Fomente los errores y aprenda de ellos. Anime a su hijo a estudiar cosas nuevas y formarse gracias a sus errores. Que no le dé miedo intentar cosas nuevas, aunque no salgan bien a la primera vez.

Ayúdalos con la tarea. Muchos padres piensan que revisar la tarea de sus hijos es suficiente, pero nada más lejos de la realidad. Siéntese con ellos para ver cómo enfoca los ejercicios y qué mentalidad tiene a la hora de abordarlos. Discuta con ellos lo que está aprendiendo y cómo obtiene las respuestas, en el caso de que sea necesario.

Piense a largo plazo. Una prueba fallida o un examen suspenso no va a destruir la carrera académica de su hijo. Es lo que hemos hablando antes: ayúdalos a que analice sus errores y a que puedan valerse de ellos en un futuro. Comparte con ellos sus fracasos. Es importante mantener la perspectiva, para así no desmoralizarlos.

Mírelos jugar. No sólo se trata de ver su comportamiento en el ámbito académico, sino también cuando su hijo está jugando o compartiendo su tiempo con los amigos. ¿Es feliz, disfruta, sonríe? Puedes identificarte con él, pero deja que siga su propio camino.

Cómo ayudar a alguien que está pasando por una mala racha

La educación es un papel fundamental, en el sentido más amplio de la palabra. Si conoces a alguien que está pasando por una mala racha, o presenta dificultades mentales, esto es lo que puedes inculcarles a tus hijos para que ayuden a esas personas. En esta guía también vamos a darte algunas señales que puedes pasar por alto, y que tus allegados podrían estar marcándote, para que sepas distinguirlas y así ayudarles.

Lo primero son cambios en los hábitos cotidianos. Los problemas de salud mental pueden afectar de muchas formas, y si hay un cambio en los rituales diarios, puede ser una señal de ello. Los cambios en los patrones de alimentación y sueño son bastante comunes. Es posible que note que alguien come más de lo normal, o que ha dejado de comer. Lo mismo pasa con el sueño, si duerme poco puedes estar manifestando un periodo agudo de ansiedad o, si por el contrario, solo quiere dormir durante todo el día, puede deberse a un estado depresivo.

Otra señal más pueden ser los cambios en el estado de ánimo. Es frecuente que algunos casos, es posible que note que su amigo está deprimido, o tiene una actitud en la que no le apetece hacer nada, ni siquiera levantarse de la cama. En este punto también podemos incluir los cambios repentinos de humor, donde se pasa de un estado de buen humor a uno de irritabilidad o tristeza.

Comportamiento destructivo o autolesivo. Con esta señal hay que tener especial cuidado y delicadeza. Este factor se puede dar cuando la persona desarrolla ciertas actitudes poco prudentes con respecto a su salud. Como el hecho de abusar indebidamente del alcohol, o de las drogas.

Para mejorar estos periodos, por los que la mayoría de personas pasamos o pasaremos en algún momento de nuestras vidas, tienes que recordarle que estás ahí, y que harás todo lo posible y lo que esté en tu mano por ayudarles. Hablar muchas veces es suficiente, que se desahoguen y te cuenten por lo que están pasando. El apoyo emocional es uno de los pilares básicos educativos para que las personas que sientan mal puedan superar la mala racha.

Qué debe saber su hijo antes de ir la universidad

Su hijo adolescente ha sobrevivido a las pruebas, ensayos y estudios más duros. Ahora llega el momento de marchar a la universidad, y debe estar preparado. Su vida va a dar un giro por completo, y debe aprender a valerse por sí mismo. Aquí hay unas cuantas cuestiones que debe saber hacer para desarrollarse con plenitud y menos dificultad una vez que esté fuera, viviendo solo o con compañeros. Pueden parecer obvias, pero son de vital importancia.

Como hacer la colada. Lavar la ropa, tenerla limpia y aseada, hacerlo por lotes, donde separe la ropa oscura de la ropa clara. También la limpieza en seco y a la hora de secar la ropa.

Cocinar. Tiene que comenzar con lo básico, a hacer comidas nutritivas y que no tengan una complejidad elevada. Hervir pasta, huevos fritos, pizzas en el horno. Youtube ofrece una cantidad ingente de recursos para que hijo pueda aprender buenos métodos y diferentes recetas.

Utilizar el transporte público. Debe saber valerse por sí mismo y moverse en la ciudad con el transporte público. Aprender el itinerario y saber cuáles son los autobuses que le llevarán a su destino. Las líneas más eficientes.

Administrar el dinero. Presupuestar el dinero y saber administrarse, quizás sea una de las cuestiones más importantes que debe interiorizar su hijo antes de dar el salto a la universidad. Llevar una hoja de cálculo con los gastos diarios y semanales, puede serle de gran ayuda. Enseñar a los niños a valorar el dinero es una de las habilidades imprescindibles para desarrollar correctamente su personalidad.

Acudir a los servicios de salud. En caso de emergencia o enfermedad, su hijo debe saber cómo pedir cita médica o ir a urgencias en caso de que sea necesario. Dónde se ubica el centro de salud más cercano a su vivienda y el horario.

Don de gentes. Ahora que está solo debe empezar a tratar con la gente, a exponer sus opiniones, quejas, en definitiva, a desarrollar la asertividad, que es la clave del éxito para tener relaciones fructíferas tanto con desconocidos como con allegados.