Qué debe saber su hijo antes de ir la universidad

Su hijo adolescente ha sobrevivido a las pruebas, ensayos y estudios más duros. Ahora llega el momento de marchar a la universidad, y debe estar preparado. Su vida va a dar un giro por completo, y debe aprender a valerse por sí mismo. Aquí hay unas cuantas cuestiones que debe saber hacer para desarrollarse con plenitud y menos dificultad una vez que esté fuera, viviendo solo o con compañeros. Pueden parecer obvias, pero son de vital importancia.

Como hacer la colada. Lavar la ropa, tenerla limpia y aseada, hacerlo por lotes, donde separe la ropa oscura de la ropa clara. También la limpieza en seco y a la hora de secar la ropa.

Cocinar. Tiene que comenzar con lo básico, a hacer comidas nutritivas y que no tengan una complejidad elevada. Hervir pasta, huevos fritos, pizzas en el horno. Youtube ofrece una cantidad ingente de recursos para que hijo pueda aprender buenos métodos y diferentes recetas.

Utilizar el transporte público. Debe saber valerse por sí mismo y moverse en la ciudad con el transporte público. Aprender el itinerario y saber cuáles son los autobuses que le llevarán a su destino. Las líneas más eficientes.

Administrar el dinero. Presupuestar el dinero y saber administrarse, quizás sea una de las cuestiones más importantes que debe interiorizar su hijo antes de dar el salto a la universidad. Llevar una hoja de cálculo con los gastos diarios y semanales, puede serle de gran ayuda. Enseñar a los niños a valorar el dinero es una de las habilidades imprescindibles para desarrollar correctamente su personalidad.

Acudir a los servicios de salud. En caso de emergencia o enfermedad, su hijo debe saber cómo pedir cita médica o ir a urgencias en caso de que sea necesario. Dónde se ubica el centro de salud más cercano a su vivienda y el horario.

Don de gentes. Ahora que está solo debe empezar a tratar con la gente, a exponer sus opiniones, quejas, en definitiva, a desarrollar la asertividad, que es la clave del éxito para tener relaciones fructíferas tanto con desconocidos como con allegados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *